A tragar sapos…

en Nuevo Laredo

 

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Morena

CD.NUEVO LAREDO, TAM.-Muy concurrida estuvo la plática que sobre legislación electoral  ofreció Manuel Moncada a los priistas.

Militantes de la CTM y la CNOP, encabezados por sus secretarios  generales,  Benjamín García Marín y Félix Alemán, llenaron el salón del PRI y entre los asistentes  estuvieron los ex alcaldes Ramón Garza Barrios y Mónica García Velázquez.

También se dio cita el regidor Jesús Valdez  Zermeño y los anfitriones, Arnulfo Tejada de la Unidad Revolucionaria y Viviano Vázquez  del PRI.

Benjamín García Marín llegó acompañado de dirigentes de organizaciones   como Rafael Pérez Pensamiento, Guadalupe Gutiérrez, Rosa Fabián Hueroco

Una de las  nuevas reglas en el 2018, y en la que no tiene nada que ver el INE, es la aprobada en la reciente asamblea nacional  en el sentido de que el 30 por ciento de los  candidatos tiene que ser menor de 35 años de edad, tanto para el propietario como el suplente, para que no haya “juanitos”, al estilo de López Obrador.

La regla se aplicará para  candidatos de todos los niveles, salvo presidente de la república y  gobernador, con el agregado de que el PRI tiene que  respetarla, pues de no hacerlo cualquier militante priista podría recurrir a los tribunales electorales para pedir respeto a los estatutos internos.

Esto significa que el próximo año, de los 300 candidatos a diputados  federales,  habrá 90 menores de 35 años; en el Senado de los 64, habrá 19 menores de 35; y de los 43 a alcaldes,   13 serán  jóvenes.

En la planilla del ayuntamiento   habrá entre 4 y 5 jóvenes, a diferencia de lo que ocurre en este momento en que salvo Imelda Sanmiguel, el resto es algo mayorcito. Ya no se cuecen al primer hervor.

Ahora que hay que preguntarse qué tan saludable es esta reforma  priista, pues en el caso de la equidad de género se ha prestado para que el cabildo lleguen gestoras a las que se les paga mucho y a cambio de asignarles un espacio se  deja  fuera a elementos  valiosos que toda la vida  han estado esperando una oportunidad, pero su sexo es un obstáculo. En fin.

Por cierto, que el sector juvenil del PRI esta  venido a menos. Ernesto Saldaña desapareció después de las elecciones del año pasado;  Cecilia Tijerina se fue a trabajar con  panistas; y Melissa Tafoya se desencanto de la política. Y es que estar con el triunfador, es facilismo. Lo difícil es  nadar contra la corriente y hacerlo consciente de lo que se puede esperar.

En  cambio, en la CTM, Juanes Carrizales sigue  muy activo, ni se desanima ni se rinde y sigue trabajando con la intensidad de siempre.

En otro tema, si se concreta el Frente Amplio Opositor en el 2018, con el PAN, PRD y MC, va a ser interesante, chistoso, sorpresivo, y mil adjetivos más, ver juntos en Tamaulipas a Gustavo Cárdenas y Francisco García Cabeza; a Jorge Valdez con Juan Manuel Rodríguez Nieto; a Federico Elizondo y Alberto Sánchez Neri.

Y en Nuevo Laredo, a José Luis García Morante junto con Jorge Valdez; a Jorge  Ramírez Rubio y Rafael Pedraza.

Bien dicen que en política hay que saber tragar sapos, sin  hacer gestos.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*