LA MUERTE ESPERADA DE UN DICTADOR

en Internacional

15175440_1179279825486110_647795254_nMIAMI BEACH, FL .- (Cresencio Pulido) Ocho años conviví casi a diario con miles de cubanos en un trayecto de Houston, Texas, a esta ciudad fortificada y distinguida, muy diferente a otras y casi sin igual; con grandes palmeras, playas con lagos de varios colores, áreas verdes, árboles frondosos adornados y además con fauna silvestre que conquista y detiene la mirada de visitantes; todo simulando a jardines de un edén que hace creer sin duda que es un refugio terrenal preparado por el Altísimo para los cubanos que la llaman The Little Havana (La Pequeña Havana). Aquí supe y bien, que el alcalde y hasta la policía, todos son cubanos.

Es un lugar casi exclusivamente para el pueblo de Cuba. (Aunque hay minoría de otras nacionalidades) que viaja en huída y estampida de la isla caribeña, la que ellos mismos consideran propiedad de la familia Castro a quien definen en voz de miles como dueña absoluta de… CASI TODO.

“Ahí no vuela una mosca sin que Fidel y familia lo autorice o se entere”, dicen con sarcasmo nueve de cada diez cubanos de los miles que a diario logran salir de lo que ellos mismos llaman, la cárcel, pues sostienen que todo es mejor, incluso hasta cualquier peligro y riesgo, que permanecer en Cuba bajo la mirada constante y el amago del régimen comunista que encabeza la familia Castro. Todo es mejor que estar comiendo arroz, frijoles negros y chicharrones de puerco, porque la carne de vaca y los mariscos, el ganado, todo es de él (de Fidel); el consumo de ambos productos lo tiene penalizado para el pueblo… Si te encuentran con carne de vaca en tu casa o en las manos, vas a la cárcel”, dicen los hombres de Cuba.

Sabino Cotto Mendoza, originario de Santiago y de oficio ingeniero electromecánico, recuerda: “Yo estuve diez años en la cárcel por haber escrito en una pared ABAJO FIDEL… fue UN AÑO POR LETRA”, subraya. “Me agarraron y me metieron a un calabozo donde me torturaron a morir y me exhibían ante la sociedad cubana como una advertencia para todos por mi cometido; había ofendido a EL COMANDANTE”, replica.

Diana Torres, dama de hermoso aspecto, cubana de gran estatura y que muestra preparación académica en su flujo de palabras, coincide con lo señalado y muestra un rechazo contundente contra el régimen castrista; acepta que el dictador Fidel Castro hizo algo bueno: la educación gratuita, pero eso fue para justificar algo, un disfraz de su imperio; LA IRONÍA ante el mundo para mostrar un lindo día y no la tempestad, porque para el pueblo de Cuba fue mas el agravio que el beneficio… porque se ha pagado un alto precio; ahí los profesionales de la medicina andan en bicicleta y carentes de todo, la mayoría se mueve por su propio pie, porque los vehículos son del gobierno, dice Diana Torres, quien agrega que en Cuba sus habitantes están aislados de los restaurantes de lujo, porque eso es sólo para los turistas extranjeros que llevan los dólares y a quienes el gobierno de Cuba les ofrece todas las facilidades para una estancia placentera… Los mexicanos solventes son bien vistos en Cuba y más por el gobierno.

Por eso, cada que trascendía que Castro había fallecido, aunque fuera algo incierto, el pueblo salía con cacerolas a hacer fiesta por las calles, pero el fallecido HUGO CHÁVEZ, entonces presidente de Venezuela y amigo del dictador, iba y lo sacaba al público y lo mostraba ante la prensa mofándose de los cubanos, quienes volvían cabizbajos a sus casas tras las protestas y otros ya no regresaban porque se los llevaban a la cárcel.

Por eso, el pueblo ha acariciado la esperanza de que muriendo Fidel Castro, termine el imperio y más cuando muera Raúl, su hermano, a quien definen como un despiadado multi asesino con oscuro pasado por amarrar con alambres de púas a sus adversarios políticos hasta morir desangrados; “es tan maldito como su hermano”, señalan.

En Cuba existen muchas fosas comunes y personas desaparecidas, Fidel Castro no respetaba la vida y mató a muchos de sus opositores, incluso su hermana JUANITA CASTRO tuvo que huír de la furia de su hermano por declarar su desacuerdo con su régimen; hoy vive exiliada en esta ciudad sin derecho a volver a su natal Cuba, la tierra que la vio nacer, no confía ni en su sombra, porque si regresa puede ser fusilada por traición a la revolución, así como lo hizo Fidel Castro con los seguidores de Camilo Cienfuegos Gorriaran a quien también eliminó enviando a su piloto personal en su avión caza británico a tirotear la avioneta cessna que lo transportaba tras rebelarse contra el dictador.

Jorge Ramos, el periodista latino más destacado en los Estados Unidos y gran parte del mundo, aseguró en un artículo de su autoría, que el dictador intentó abrazarlo en un encuentro que tuvo con él, pero Ramos le quitó su mano de encima diciéndole que no lo abrazara porque lo mancharía de sangre inocente, lo que provocó la furia del dictador.

pero en México no lo vieron así los líderes de otro régimen que coincide en mucho con la manera de operar de EL CLAN CASTRISTA. El gobierno del PRI y sus líderes que arroparon a Fidel y lo ven como un gran líder al que imitan en todo sobre todo en el trato al pueblo mexicano, también encarcelan al traidor y al oponente lo eliminan, al que protesta lo reprimen.

Sus aliados son ricos y ladrones igual que Fidel y su clan, que inventaron hasta su moneda EL CHAVITO para cambiarlo por los dólares que entran al país, los mismos que van a dar al banco personal de la familia Castro junto con todos los impuestos y entradas de dinero por concepto de servicios públicos en LA ISLA, el GRAN NEGOCIO DE LA FAMILIA CASTRO.

Cabe destacar que el Premio Nobel, Mario Vargas Llosa, ex amigo de Fidel Castro, distanciado y horrorizado al igual que Jorge Ramos, por la persecución a los disidentes, declara hoy en el diario El País: “Espero que esta muerte habrá en Cuba un periodo de apertura, de tolerancia, de democratización. La historia hará un balance de estos 55 años que acaban ahora con la muerte del dictador cubano. Él dijo que la historia le absolverá. Y yo estoy seguro de que a Fidel no lo absolverá la historia” declara el Premio Nobel.

15228059_1179279902152769_2083470232_nSe refiere sin duda Vargas Llosa, al fallecimiento de Fidel Castro Ruz, Jefe de la llamada Revolución Cubana, acaecido este VIERNES 25 DE NOVIEMBRE A LAS 10:29 DE LA NOCHE, un hecho de gran trascendencia en el mundo y que en pocos minutos sacudió a los habitantes de aquí y de la Isla de Cuba que de inmediato salieron por enésima vez a las calles para festejar el suceso sonando las cacerolas y gritando: ”Libres, libres”, era el fin de una larga espera, de un ansiado hecho… Se había consumado al fin… LA MUERTE ESPERADA DE UN DICTADOR.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*